El espacio de lo posible (06-07).

 

El espacio de lo posible

Exposición individual 2007.

Galería AFA, Santiago,Chile.

 

Siguiendo con las relaciones del espacio domestico surge la obra El Espacio de lo Posible realizada para la Galería AFA el año 2007, donde se emplazan cinco series de fotografías, las cuales revelan por un lado esta ficción de deseo representado por los objetos, como el afán de la colección que alude al archivo, pero en este caso a un archivo obsceno sin ningún tipo de orden lógico pero sí muy cercano al orden sentimental.

 

La muestra en su conjunto comparte el registro de la acción performática, tanto como a los espacios y objetos domésticos en base a la articulación de las obras realizadas anteriormente, es decir, contempla la mecánica taxonómica del espacio doméstico que se conforma muchas veces en su complejidad, de objetos inclasificables.

 

Por un lado está el políptico de cuatro imágenes Fascinación por el decoro, que comprende la clasificación cromática de un espacio doméstico en tanto existe una reducción del total de la imagen a cuadrícula o pixel supeditada al tono. La reducción de la imagen a modo de clasificación, alude también al archivo que se encuentra del mismo modo en la serie Sentido del orden que deja entrever dentro de la parcialidad de la reducción cromática un espacio de la foto real. La mecánica taxonómica que se relaciona con el nivel de jerarquía que mantienen los objetos dentro de este espacio, en todas las clases sociales, en tanto la organización de los mismos no comprende un nivel de importancia mayor o menor entre ellos, por ser la copia de la copia.

 

La falta de significación o valor propio de las cosas se manifiesta en sentido inverso en la serie “El objeto encontrado”, en la cual la nitidez de la imagen de estudio contempla el cuerpo en su totalidad, devolviendo el –aura– propia a cada objeto, estrategia que también funciona desde el título de la serie, puesto que los objetos fotografiados han sido anteriormente recolectados de diferentes hogares y fotografiados de forma individual reasignándoles una significación mayor por el grado de exclusividad que presenta la copia única de la fotografía.

 

Finalmente se encuentran las dos imágenes de la producción fotográfica realizada con posterioridad a la performance realizada en la casa de Gran Avenida. Estas dos cajas de luces presentan a la nana en su acción doméstica nuevamente en calidad de registro, una nueva condición clasificatoria que se desplaza hacia la última serie “Fascinación” en nueve montajes fotográficos que aúnan la imagen del piso encerado en su calidad de soporte de la frase del manual que alude al maquillaje, en conjunto a imágenes de la performance que han sido recortadas con la figura de una enceradora.